— Internet News

iPhone 13: reseña de una actualización sin sorpresas

La realidad es que los teléfonos inteligentes alcanzaron punto máximo hace ya algunos años.

Después de tantos avances, las computadoras miniatura han alcanzado velocidades increíbles, sus pantallas se han vuelto más grandes y brillantes y sus cámaras producen imágenes que logran que los fotógrafos aficionados parezcan magos. El problema con tanta innovación genial es que las actualizaciones ahora son tan iterativas que se ha vuelto difícil saber qué escribir sobre ellas cada año. Ese es especialmente el caso del iPhone 13 de Apple, que podría ser la actualización más modesta del iPhone hasta la fecha.

El iPhone más nuevo es solo diez por ciento más rápido que los modelos del año pasado (para tener contexto, en 2015, el iPhone 6S fue más del 70 por ciento más rápido que su predecesor, el iPhone 6). Su característica más llamativa, una mayor “tasa de actualización” de la pantalla en los modelos superiores a los 1000 dólares, hace que el movimiento luzca más fluido al abrir aplicaciones y deslizar texto. Eso está lejos de ser revolucionario.

Las innovaciones en las cámaras de los teléfonos también parece que se están estancando. Los ejecutivos de Apple describieron las cámaras del iPhone 13 como “dramáticamente más poderosas” y “las más avanzadas” del iPhone hasta el momento, en gran parte porque pueden capturar más luz y reducir el ruido. Pero según mis pruebas, las mejoras fueron mínimas.

Todo esto me hace afirmar que la actualización anual de los teléfonos, que compañías como Apple y Samsung promocionan con enormes eventos de mercadeo y campañas publicitarias a fin de aumentar sus ventas en la temporada de compras navideñas, se ha convertido en un espejismo de innovación tecnológica. En realidad, las actualizaciones son ahora una celebración del capitalismo en forma de un despiadado incrementalismo.

¿Qué mejor manera de ilustrar esa lenta marcha que con fotos tomadas por teléfonos inteligentes? Para poner a prueba las cámaras del iPhone 13, compré un trípode especial para sostener dos teléfonos uno al lado del otro y así poder capturar casi las mismas imágenes de mis perros al mismo tiempo. Comparé fotos tomadas con los nuevos iPhones, el iPhone 12 del año pasado y un iPhone XS de hace tres años.

Cuando obtuve los resultados quedé genuinamente sorprendido del buen desempeño de la cámara del iPhone XS frente a los modelos más nuevos. La cámara del iPhone 13 fue solo un poco mejor que la del iPhone 12.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button